Gualicho de olvidar...
Sí, 20 años no son nada, ¿pero 25? eso ya es abuso

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Otras cosas de la belleza

Es curioso cómo el curso de un pensamiento puede desarrollarse en paralelo a la línea que trazamos cortándo la calle con nuestros pasos. Puede parecer, inclusive, que la mente avanzara cuando estamos llegando al objetivo: por ejemplo, una parada de colectivo. Pero el discurrir de la conciencia nunca se tranca en ningún lado, no tropieza, da saltitos, a veces vuela. Los pies suelen bailar.
Una vez caminaba rumbo norte.
Sí, una vez lo hacía. Totalmente perdido en la realidad. O era en la fantasía, no me acuerdo. Y pude pensar y sentir la hermosura. Que es casi una revelación, algo que no podías ver y que queda desnudo frente a la mirada paciente.
Eso es todo.
Una recomendación.
La de caminar con cuidado, pero sobre todo cuidarse de los malos pensamientos de que todo es siempre igual. La belleza se esconde por temerosa. Como tantos otros fenómenos de la naturaleza.
Siempre estoy listo para lo curioso. Curiosiando.

7 comentarios:

  1. Muy cierto. El problema es que son esas cosas que uno sabe pero que olvida en su vida cotidiana, y cada tanto, necesita que alguien se las recuerde.

    Saludos!

    PD:Muy lindo tema del genio de Dylan.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá sirva de algo. Dylan es un gran mostrador de la belleza. Suerte!

    ResponderEliminar
  3. Comentario de una bipolar a un distímico; Dias malos que espero que pasen rápidos.

    ResponderEliminar
  4. Sí. Pero ayer fue bueno. Cuidesé de las malas lenguas, las de fuego.

    ResponderEliminar